Pobladores de Comunidad El Panamá ya hacen uso de sus pozos artesanales

Tania Cerón Méndez (EPP)
Por: Tania Cerón Méndez (EPP)
Tuesday 10 de October 2017
Pobladores de Comunidad El Panamá ya hacen uso de sus pozos artesanales

Tras las labores de limpieza y cloración realizado por las brigadas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), en los pozos de la comunidad El Panamá, en el municipio de Tola, en el departamento de Rivas, los lugareños ya están usando el agua que emana de los pozos artesanales ubicados en sus propiedades, que se encontraban saturados de  sedimento, producto de las pasadas lluvias. 

La actual situación, permite disminuir la necesidad de agua potable en la comunidad, garantizando que las familias realicen sus labores cotidianas y logren, poco a poco, irse recuperando luego de la situación que vivieron tras la crecida del rio. 

El Ingeniero Jorge Gutiérrez,  Supervisor General de la Gerencia Nacional de Operaciones de Enacal, refirió que lo más importante es restablecer a la brevedad posible las condiciones óptimas de vida de las familias. 

Los trabajos realizados evitan que se nos vaya a presentar un cuadro diarreico agudo, para lo cual procedemos a limpiar los pozos, analizar si el agua cuenta con las condiciones adecuadas para su uso e ingesta y, sobre todo, le aplicamos cloro para garantizar su salubridad”, refirió. 

El trabajo en equipo y la participación de las familias en las labores de restablecimiento son fundamentales, garantizando así una pronta normalización de la situación

Don Carlos Guzmán, poblador del lugar, expresó: “El apoyo brindado ha sido vital, gracias a Enacal estamos utilizando el agua de nuestros pozos, recordemos que el vital líquido es necesario no solo para lavar, cocinar y bañarnos, sino para alimentarnos y mantenernos sanos. Aquí se ha visto que uniendo esfuerzos se logra trabajar mejor”, añadió. 

De igual manera, Ignacia Zúniga,: destacó la labor del Gobierno “Todo nos puede faltar, menos el agua, esa es la vida nuestra y al tenerla nos sentimos alegres. Gracias a Dios y las labores de Enacal se ha solucionado el problema y eso nos llena de alegría porque al tener agua prevenimos muchas enfermedades”, dijo.