Doctora nicaragüense que estudia en México, relata la experiencia del terremoto

Pedro Ortega Ramírez
Wednesday 20 de September 2017
Doctora nicaragüense que estudia en México, relata la experiencia del terremoto

La doctora nicaragüense Gloria Mairena, que estudia una especialidad en México, relató la los momentos de angustia que vivió durante el terremoto que sufrió esa nación, este 19 de septiembre, dejando dolor, centenares de muertos y cuantiosos daños a la infraestructura del Distrito Federal y de otras ciudades.

Al momento de la comunicación con el noticiero Viva Nicaragua del Canal 13, afirmó que estaba en el hospital España, lugar que se ubica en el centro de la ciudad.

Contó que un par de horas antes del terremoto, las autoridades junto a la población habían participado de un ejercicio de protección, los que regularmente se realizan por ser una ciudad muy vulnerable a este tipo de eventos, pero después vivió verdaderos momentos de terror y angustia desde un tercer piso.

Alarma se durmió y todos a correr! Cada segundo una éternidad

Cada mes se hace un simulacro de sismo y ya se nos ha orientado hacia las partes que debemos correr, las partes más firmes de este edificio y ayer durante el sismo no sonó la alarma, había sonado como dos horas antes para el simulacro, todo mundo salió al simulacro normal, pero cuando empezamos a sentir el sismo, lo que nos asombró es que la alarma no estaba sonando y todos corrimos hacia la parte que se nos ha mostrado”, relató doña Gloria.

Durante el momento del sismo, cada segundo fue una eternidad para todos los que estaban dentro del edificio donde se encontraba, porque la estructura se movía muy intensamente. Algunas personas se desmayaron, otras entraron en pánico y otros gritaban.

Logran llegar a un área segura

Fue difícil llegar hasta ahí porque el edificio se estaba moviendo demasiado y cuando llegamos, al menos cuando logramos llegar a la zona donde es la parte más fuerte de este piso que estoy, cada piso tiene una área fuerte, que es la que es resistente a los sismos, entonces todo el mundo corrió a esa zona y gracias a Dios, hasta que llegamos a esa zona fue cuando se empezó a ir la luz, pero al menos logramos llegar al área fuerte”.

Originaria de León, Gloria comentó que los sismos que le ha tocado vivir en su ciudad natal, no son comparables a lo vivido en esta ocasión, sobre todo porque ha visto y sentido como los altos edificios de la capital mexicana se mueven muchísimo.

Pero es diferente aquí, porque son edificios altísimos, se mueven mucho más, y cuando hay sismos más profundos, se siente horrible en estos edificios y sí, uno siente como que se quedó aquí, como que ya no”, comentó Gloria, que tiene siete meses de estar en México.

Detalló que el hospital donde labora sufrió daños desde el séptimo piso hacia arriba, pero en la parte del tercer piso, en la cual se encontraba, sufrió fisuras leves. Pero ha podido ver que muchos otros edificios sucumbieron y el transporte público ha estado funcionando parcialmente de forma gratuita.

“Hoy está también gratuito, pero casi no se está transitando por las calles, por lo mismo, porque hay muchas zonas colapsadas y no hay transporte”.

La doctora Gloria recordó que le tocó vivir el terremoto en Nagarote de 6.2 en la escala de Richter, un 10 de abril del 2014 y este 19 de septiembre en México volvió a vivir otra experiencia.

Con edificios más altos, da más miedo

La verdad que el último terremoto que pasó en León, igual, fue, es como la misma situación, es como volver a recordar, solo aquí estás en edificios más altos, da más miedo. Es que aquí se siente como que las partes de arriba ya vienen para abajo y que ya no hay ninguna forma de cómo salir, es diferente al estar en Nicaragua, que los pasas los temblores en casa de un solo piso y cualquier momento salís, pero aquí no”.

En el hospital donde labora Gloria, el personal está trabajando atendiendo la emergencia, pero hay otros centros médicos que sufrieron daños considerables y están laborando parcialmente.

Sabe de nicas que están bien

Un día después del sismo, la población se mantiene en zozobra, con temor que ocurran nuevas réplicas. Gloria subrayó que conoce de otros nicaragüenses que están estudiando o residiendo temporalmente en este país y que se encuentran bien.

Este sismo ocurre 11 días después de otro terremoto registrado el 8 de septiembre, al sur del territorio mexicano.